Bruselas avisa a EEUU de que bloqueará las negociaciones comerciales si impone aranceles a los coches

31/01/2019 | Europa Press

 

La ha advertido a Estados Unidos de que la imposición de adicionales al sector europeo del automóvil como resultado de la investigación que está llevando a cabo supondría la suspensión de las negociaciones comerciales para reducir los aduaneros a los industriales y la adopción de medidas equivalentes de compensación.

Así consta en el que Bruselas ha publicado este miércoles sobre los avances conseguidos desde que el jefe del Ejecutivo comunitario, Jean-Claude Juncker, y el presidente de EEUU, Donald Trump, pactasen en julio el punto final de la disputa comercial abierta entre ambas partes y el inicio de una serie de conversaciones sectoriales.

“Debe enfatizarse que cualquier decisión de EEUU de imponer aranceles o cuotas a las europeas de vehículos y componentes de vehículos afectaría enormemente al programa de trabajo y bloquearía más avances en elementos clave”, señala el documento.

“La aplicación de restricciones al comercio de del sector del automóvil conducirían a la suspensión de las sobre aranceles industriales y a la adopción de medidas de compensación como ya sucedió en el área del acero y aluminio”, añade.

En la misma línea, la Comisión Europea ha apuntado que Washington “no ha realizado ningún movimiento” de cara a eliminas las restricciones al comercio de acero y aluminio, al tiempo que ha recordado que cualquier acuerdo comercial sobre bienes industriales “está condicionado a la eliminación” de los aranceles a este sector. “Es una condición previa para la conclusión de las negociaciones”, advierte Bruselas.

La reunión de la Casa Blanca que desbloqueó el conflicto comercial entre Bruselas y Washington tuvo lugar a finales de julio y desde entonces la comisaria de Comercio, Cecilia Malmström, y su homólogo estadounidense, Robert Lighthizer, han mantenido cinco reuniones. Ambas partes también han mantenido os a nivel técnico.

El avance más importante del lado europeo desde el inicio de las conversaciones lo dio el Ejecutivo comunitario a mediados de enero, cuando presentó su propuesta de mandato negociador a los gobiernos de la UE para iniciar los debates de cara a un acuerdo comercial centrado en los bienes industriales.

La recíproca en este sector, a excepción del comercio de vehículos, es uno de los cinco elementos pactados en julio por Juncker y Trump. Además, las conversaciones entre la UE y EEUU se centran en facilitar el comercio en sectores como , dispositivos médicos, soja, productos químicos o medicamentos.

También han debatido sobre la cooperación en estándares regulatorios y en cuestiones energéticas. En este último campo, Bruselas se comprometió a incrementar sus de gas natural licuado. Por último, ambas partes acordaron perseguir una estrategia común sobre la reforma de la Organización Mundial de Comercio ().

¿Te ha resultado interesante? ¡Compártelo!