Todos terminaremos utilizando los mismos medios de pago

Si comparamos España con el resto de los países de América Latina, se observa que en España el ha ido despareciendo y que esa tendencia es a la baja en el resto de América; sin embargo, el incremento del con se produce año a año en todos los países.

Si analizamos la proporción de y (según datos de 2013), se produce una disparidad entre España y el resto de los países de América Latina.

En España había 26,5 millones de tarjetas de débito frente a 43,2 millones de las de crédito. En todos los demás países la proporción es inversa: hay más tarjetas de débito que de crédito; así, por ejemplo en México, eran 103,1 millones de tarjetas de débito frente a los 25,8 millones de crédito.

Esta curiosidad podría interpretarse si supiéramos cuántas tarjetas de crédito españolas se utilizan habitualmente como si fueran de débito.

En cualquier caso, el que más se incrementa es el de la tarjeta, ya sea de débito o crédito.

Sin embargo, la tendencia apunta a que los medios de pago vía aplicaciones móviles sustituyan a la larga a las tarjetas.

¿Te ha resultado interesante? ¡Compártelo!