¿Sabes que es más rentable perder la final de la Champions que ganarla?

15/04/2015 | Victor Calle Marsella

El sueño de la Champions League es un de , no cabe duda. Lo que no sabíamos es que puede resultar más rentable llegar a la final y perderla, que alzarse con el título.

Hablando en números, la temporada pasada el Real Madrid acumuló en fijos 36,9 millones de por ser campeón, y 32,9 millones recibió el Atlético de Madrid por disputar la final, una diferencia de sólo 4 millones de euros. En el caso del conjunto madridista, tuvo que pagar 25 millones de euros de los obtenidos en primas para jugadores, cuerpos técnicos, trabajadores del club y primas a terceros por levantar la tal ansiada décima.

Resulta aleccionador cómo algo tan positivo como ser campeón de la Champions League puede restar tanto del de las arcas de un club. ¿Qué podría ser más beneficioso?

La mejor manera de entenderlo es comparando a los últimos campeones de la UEFA Champions League. Real Madrid (2014) y Bayern de Múnich (2013), se hicieron con 57 y 55 millones de euros, respectivamente, por alzar el título. Sin embargo en 2013, y a pesar de su eliminación en cuartos de final, la Juventus de Turín recaudó 65,3 millones de euros. Los italianos terminaron ganando el título de campeones económicos de la competición gracias a los derechos de televisión.

A todo esto, hay que mencionar que nuestros equipos no son los que mayores ventajas tienen por retransmisiones televisivas.

¿Por qué tal diferencia entre ganadores deportivos y ganadores televisivos? El sistema ideado por la UEFA premia a los equipos según su clasificación en la Liga pero, sobre todo, recompensa a los que mejor cotizan en el televisivo, favoreciendo a los países cuyas cadenas más pagan por los derechos de los partidos. Esto nos ayuda a entender por qué ganar el título no garantiza la mayor .

La UEFA al comienzo de la temporada 2014/2015 fijó la distribución de los brutos para la nueva campaña en 1.340 millones de euros.

Sin embargo, la cantidad neta a disposición de los clubes queda dividida en dos partes: 500,7 millones de euros están destinados a los pagos fijos, es decir, partidos ganados y clasificaciones. De los cuales, se asignarán 55 millones de euros para los play-offs. De este modo, cada participante que dispute las eliminatorias recibirá de 2,1 millones. Por otro lado, están los pagos variables, 409,6 millones que quedan destinados a la de mercado. Esto son los derechos televisivos que serán distribuidos de acuerdo al proporcional de cada mercado y divididos entre aquellos equipos de una misma federación.

Cada uno de los 32 equipos participantes en la fase de grupos de la Champions League recibirá un mínimo de 8,6 millones de euros. El afortunado en conseguir alzarse con la Copa de Europa esta temporada podría recaudar 37,4 millones de euros, sin contar la cuota de mercado televisivo.

Los pagos fijos quedan distribuidos de la siguiente manera: por cada partido ganado, el equipo recibirá un millón de euros y 500.000 euros por cada empate en la fase de grupos. En cuanto a las clasificaciones, los clubes que consigan acceder a los octavos de final se embolsarán 3,5 millones de euros. Los equipos que se clasifiquen para cuartos recibirán 3,9 millones de euros y 4,9 millones los que sean capaces de acceder a semifinales. El campeón de la Champions League obtendrá la cantidad de 10,5 millones de euros y el subcampeón 6,5 millones.

La anterior campaña de la Champions, el Real Madrid tuvo que pagar en percibido por ser el campeón. Los jugadores ingresaron 18 millones de euros, 600.000 cada uno. Podemos entender una pequeña recompensa por ser campeones, pero es difícil de comprender primas tan elevadas. Es bien sabido que los deportistas de éltie están muy bien pagados, ganar debería ser su obligación. Sabemos que son los verdaderos motores de este deporte, pero ¿resulta justo que reciban futuros futbolistas?

A todo esto hay que sumarle los incentivos que recibieron el cuerpo técnico del primer equipo y los trabajadores del club. A eso hay que añadir las primas a terceros, como sucede con el Tottenham inglés que recibió 5 millones de euros más por el fichaje del jugador galés, Gareth Bale.

En definitiva, son más de 25 millones de euros que han salido de las arcas madridistas después de proclamarse campeón de la UEFA Champions League. Aun así, el club que preside Florentino Pérez es rentable, ya que de los 36.9 millones de euros ingresados en pagos fijos por lograr la décima, sólo 11,9 millones de euros serán de , sin contar los pagos variables.

Si estos datos los comparamos con los 32,9 millones de euros obtenidos en pagos fijos por el Atlético de Madrid, subcampeón de la pasada edición de la Champions, podemos darnos cuenta la diferencia de los beneficios entre ambos finalistas. Mientras que el campeón le tocó abonar más de la mitad de sus ingresos fijos, el subcampeón pese a la derrota, sufrió una suerte diferente en lo económico.

¿Te ha resultado interesante? ¡Compártelo!