¿Qué trabajos son los más demandados? ¿Son importantes las prácticas?

11/06/2013 | FxM – Nacho Sainz-Ezquerra

Uno de los principales problemas que más preocupa a la sociedad española es el del paro. De hecho en la última encuesta del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) de mayo de 2013 el 79,8% de los españoles opinaban que el paro es el principal problema que tiene hoy en día España (cuando a comienzos de la crisis en 2007 se situaba cercano al 40%), seguido de la corrupción y el fraude (40%) lo que da una impresión de en qué posición se encuentra. Es por ello que cualquier información que pueda ayudar a mejorar dicha situación es bien recibida.

Recientemente se ha publicado un informe por parte de uno de los portales de búsqueda de empleo de Internet más importantes, y del que se pueden extraer algunas de las siguientes conclusiones.

En dicho portal, durante el año 2012 los puestos más demandados fueron aquellos relacionados con el sector comercial, teleoperador, promotor, programador JAVA y dependiente. Existen profesiones que se consideran como emergentes para el futuro, siendo el caso de aquellos empleos relacionados con el sector de la telefonía móvil y el energético.

Sin embargo, los sectores que sufrieron un mayor descenso en número de ofertas de trabajo a lo largo del pasado año se dieron dentro del ámbito de marketing y comunicación, debido principalmente al descenso de la inversión en publicidad.

Es de destacar también que uno de los sectores que más trabajadores ha perdido el último año fue el periodístico, en el que se calcula que cerca de 11.000 periodistas dejaron de trabajar tras el cierre de 58 medios.

Por el contrario, en donde sí que se ha producido un incremento ha sido en las ofertas para autónomos, que aumentaron un 36% respecto al año 2011. De hecho según la propia Seguridad Social en diciembre de 2012 se llegó al máximo histórico de autónomos cotizando, lo que supone un total del 18% sobre el total de cotizantes.

Según este portal los sectores en donde más competencia por puesto de trabajo existe, son los de la venta al detalle, administración de empresas y recursos humanos, mientras que en el extremo contrario se encuentran aquellos relativos a informática, telecomunicaciones, comercial y educación y formación.

Resulta curioso que si se analiza el nivel de estudios de cada una de las ofertas publicada, en primer lugar se encuentran las de estudios básicos (26%), situándose por detrás las de formación profesional (25%), los universitarios (24%), bachillerato (14%) y sin estudios (10%), lo que da una impresión de que no hay un perfil claro entre los 3 primeros candidatos. Aspecto que choca con el nivel que poseen los candidatos, en donde el 45% posee estudios universitarios, seguidos de los de formación profesional (27%).

Se hace referencia en dicho informe a que los ingenieros son los que sufren un mayor descenso en número de candidatos. El motivo al que se alude es que, sobre todo, este gremio emigra en busca de trabajo en el extranjero, debido a que en el resto de países son los profesionales más demandados.

Algo evidente a priori, pero que a posteriori los datos lo reflejan, es que a mayor nivel de estudios existe un menor número de candidatos en relación al número de ofertas.

¿Te has parado a pensar qué querías ser de mayor y qué quieres ser, o qué eres ahora? Seguro de que tus sueños se han visto truncados. Si hoy en día se pregunta a los niños sobre qué van a ser de mayores, te responderán algo muy parecido a lo que contestarías en tu infancia. Así por ejemplo, los niños quieren ser futbolistas, mientras que las niñas se decantan por ser maestras. Es importante y, cuando menos sorprendente, que el 57,1% de los niños quieran montar su propio negocio.

La importancia de las prácticas
Entre los encuestados para la elaboración del informe, son mayoría (73%) los jóvenes que han realizado prácticas en empresas. De ese porcentaje, un 65% afirma que el haber realizado prácticas no les ha resultado útil para encontrar trabajo. Aunque hay diversidad de opiniones entre aquellos que las creen beneficiosas o no dependiendo del sector en el que hayan estado trabajando. En base a estas opiniones se pueden extraer las conclusiones de que dada la actual situación económica, las prácticas tienen un menor aprovechamiento que en años anteriores. Pero seguro que también va unido al hecho de que haya una menor oferta de prácticas por parte de las empresas.

Puede suceder que las empresas tampoco no quieran dar responsabilidades a sus becarios, y por eso mismo los propios becarios ven que sus funciones no son de mucha utilidad o que incluso no tienen nada que ver con lo que ellos han estudiado.

Un dato realmente curioso es que un 74% de los jóvenes menores de 30 años estarían dispuestos a hacer prácticas sin recibir un salario a cambio, solamente con el objetivo de aumentar su experiencia laboral. ¿La falta de trabajo está cambiando la manera de ver el mercado laboral? ¿Se está bajando el listón por parte de los candidatos a aceptar unas peores condiciones laborales con el objetivo de conseguir una oportunidad de trabajo?

¿Te ha resultado interesante? ¡Compártelo!