¿Qué son los lobbies? ¿Son necesarios?

Los , o un como se lo conoce en singular, son grupos de personas con intereses comunes que se unen para llevar a cabo acciones en beneficio de determinados sectores en relación a las Administraciones Públicas.

En España los lobbies más importantes son los de los sectores de la energía, salud y la banca.

Normalmente los lobbies tienen la connotación de ser algo negativo para el conjunto de la sociedad, pero no siempre es así. Un ejemplo es el de una ONG que le pide al Gobierno una serie de medidas para prohibir un tipo de armamento, esto es un beneficio para todos. Además no sería conveniente que los Gobiernos tomarán decisiones por su cuenta sin tener en consideración otros intereses u otras opiniones. Por este motivo es bueno que existan lobbies.

Pero el problema viene cuando determinados lobbies sólo velan por su propio interés. Que un determinado grupo de personas hable con los políticos explicándoles sus inquietudes, sus problemas, etc. no es algo ilegal, el problema surge cuando la gente en general no sabe que estos grupos se han reunido y sobre qué han hablado, o si incluso han presionado mediante o intimidación al Gobierno para que se aprueben o se cambien algunas leyes en su propio beneficio.

Uno de los lugares del mundo donde más lobbies hay es en Bruselas, situándose por detrás de Washington DC, concretamente ocupa el segundo lugar a nivel mundial. En Europa existen un total de entre 15.000 y 30.000 persona que representa a , sectores industriales, etc. De éstas, las dos terceras partes representan a intereses empresariales, los más numerosos. Este lobby situado en Bruselas ya por encima de los mil millones de cada año. En total unas 500 grandes empresas poseen oficinas en Bruselas, con el fin de que sus empleados/lobbies se encuentren cerca de los poderes e instituciones públicas.

En ocasiones lo lobbistas se esconden tras la creación de falsas ONG´s. Los también patrocinan supuestos debates “neutrales”, pero en los que el logo de las empresas aparecen en cualquier esquina de la sala donde se celebran.

Actualmente, a nivel europeo existe un que empezó a utilizarse en junio de 2008 con carácter voluntario, pero que se está intentando que se convierta en obligatorio, con todos los rechazos que esto genera entre los propios lobbies. Los lobistas europeos también cuentan con un decálogo para sus actuaciones, entre las cuales se encuentran: tener las oficinas en Bruselas, reclutar a dirigentes comunitarios entre sus filas, contratar a un bufete de abogados para que redacte enmiendas, mezclarse con los eurodiputados, crear una tapadera con el fin de conseguir sus objetivos, exagerar al máximo posible la pérdida de empleos que generarán las medidas a aprobar.

Concretamente en Bruselas los grupos de lobbies se distribuyen por todas sus calles. Entre la multitud de lobbies que existen, se pueden nombrar algunos como el departamento de protección al , “BusinessEurope”, BASF, Microsoft, o el Centro para la Estrategia Europea de Energía (CERES), entre otros.

Pero un papel clave juegan los lobbies financieros. A continuación voy a nombrar algunos de los más importantes. La “City of London” representa a multitud de y que operan desde Londres. Éstos han apoyado campañas en contra de la regulación europea sobre los fondos de alto (hedge founds). Junto a él, también se encuentra la “Mesa Redonda Europea de (EFSR), en donde se incluyen a los 18 miembros de las firmas financieras más importantes de Europa, en su mayoría bancos. Entre sus acciones se encuentran las presiones para liberalizar los mercados de privados. Otro de los lobbies financieros residentes en Bruselas es la Dirección General de Interior. También está la Asociación de Gestión de Alternativas, quien se encarga de trabajar a favor de los fondos de alto riesgo o . La Federación de la Banca Europea representa a 5.000 bancos corporativos de 31 países europeos tales como el HSBC, BNP-Paribas, Deutsche Bank o Barclays. A ellos se les une el Foro Parlamentario Europeo de servicios financieros, quien es responsable de que la Federación de la Banca Europea tenga presencia en el Parlamento Europeo. Un lobby no menos importante es la Asociación Internacional de , de hecho fue el lobby peor valorado en el año 2010 dentro del sector financiero. Como caso curioso está el de que un tenga su propio lobby, y éste es el Deutsche Bank. Sin olvidarnos de la Asociación Europea , quien defiende que una regulación más estricta sobre los hedge funds y los fondos de capital riesgo afectaría a la competitividad de la . Y por último se encuentra el Eurofi, quien preside el anterior director del  y BNP-Paribas, Jacques De Larosière.

En definitiva, son muchos los lobbies que se encuentran “jugando” el partido. No sé sabe muy bien si simplemente son los aficionados que gritan cánticos a favor de su equipo (empresa o sector) para que el árbitro se vea influenciado. O bien son parte de esos jugadores agresivos y amenazantes, que recriminan cualquier acción del árbitro (poderes públicos). Los lobbies son necesarios, puesto que ayudan a ver diferentes puntos de vista, pero todo en su justa medida. Los jugadores tienen que parecer agresivos para imponerse ante el contrario, pero no tienen que llegar al juego sucio.


Otros enlaces para seguir aprendiendo sobre los lobbies

¿Te ha resultado interesante? ¡Compártelo!