¿Qué estudian los emprendedores?

Cada vez más, los jóvenes ven el como una forma de acceso al mundo laboral y muchas universidades y entidades ofrecen programas y espacios para la formación, el asesoramiento y el impulso de nuevas ideas y proyectos.

Aunque no existe un perfil concreto entre las personas que ponen en marcha un , los estudios son fundamentales para sacar adelante una .

En esta línea, el jefe del área de emprendimiento del Centro de Estudios Financieros CEF, Javier de los Ríos, ha asegurado que es “conveniente” que entre los socios del proyecto “coexistan perfiles distintos, de manera que se complementen” y ha incidido en la importancia de la formación comercial y las habilidades para captar clientes y vender el proyecto.

Pero, ¿qué carreras son las que mejor conectan con el mundo del emprendimiento?. Para responder a esta pregunta, el CEF, en colaboración con el portal especializado en emprendimiento Todostartups.com, ha publicado un listado que desglosa “las fortalezas y debilidades” de las startups en función de la formación de sus socios, tras analizar casi un centenar de proyectos que han pasado tanto por el portal de emprendimiento como por la plataforma de Ayuda al emprendedor de la escuela de negocios.

En concreto, el CEF concluye que “los perfiles más marketinianos son buenos a la hora de la y pueden acelerar el crecimiento de la , mientras que aquellos otros que proceden de ADE y Económicas tienen más atadas las bases sobre las que se fundamenta el proyecto”.

LAS CARRERAS QUE ESTUDIAN LOS EMPRENDEDORES
y ventas. El CEF señala que estos perfiles se enfocan a la proyección exterior de la empresa, creación de marca, venta y posicionamiento en redes. “Son unos maestros en generar enfoques creativos e innovadores y buenos en networking, pero necesitan fortalecer los vínculos entre la viabilidad de la empresa y su proyección exterior, profundizando en el plan de negocio, en la financiación a y en la tecnología”.

– ADE, Ciencias Económicas y MBA. El centro asegura que “son los que presentan un perfil más equilibrado”, pues tienen un business plan “trabajado” y las parcelas de financiación y estrategia global “muy atadas”. Sin embargo, presentan una “escasa capacidad de reacción ante los imprevistos, poca flexibilidad y sensibilidad hacia sus clientes y sus necesidades”.

– Humanidades. El análisis del CEF refleja que los estudiantes de carreras como Historia, Educación o Periodismo, entre otras, son buenos manejando equipos, tienen habilidades sociales desarrolladas y una actitud positiva hacia el aprendizaje, aunque falla en parcelas económicas, tecnológicas y la orientación comercial.

– Derecho. En este grupo se caracterizan por desarrollar un buen trabajo de constitución de la sociedad, , aspectos financieros y marco de relaciones con proveedores y clientes. Aunque presentan un “escaso” pensamiento estratégico de ; así como carencias en , creatividad y flexibilidad.

– Ciencia y Tecnología. Este ámbito de estudio dota a los futuros emprendedores de un business plan potente, una sólida base tecnológica y la capacidad de desarrollar innovadores y con valor añadido. Por el contrario, presentan “grandes carencias comerciales, poca orientación al cliente y deficientes relaciones interpersonales hacia el exterior”, según puntualiza el CEF.

Fuente: Europa Press (15 de diciembre de 2015)

¿Te ha resultado interesante? ¡Compártelo!