¿Qué es un “corralito financiero”?

Un corralito financiero es una medida política que los gobiernos toman en situaciones de de una salida masiva de .

Las personas desconfían del sistema bancario y deciden sacar su de él. Sin embargo, los bancos, al no tener capacidad suficiente para hacer efectivas todas esas operaciones, necesitan de la intervención del gobierno para que establezca un límite a la cantidad de dinero en efectivo que se puede retirar o sacar de las cuentas bancarias. Debido a las medidas de implementadas sobre el capital a causa de esta falta de , la situación económica de los habitantes de dicho país se encuentra muy mermada durante el período que dura el corralito.

En definitiva, cuando se produce un corralito las personas no pueden sacar todo el dinero que quieran de sus cuentas bancarias durante un tiempo determinado, sino que tienen que respetar unas limitaciones impuestas por el gobierno.

El tiempo que dura un corralito varía en función de la situación en la que se produce, y finaliza cuando el gobierno levanta las restricciones.

El primer caso conocido bajo el nombre de “corralito” es el que tuvo lugar en Argentina entre diciembre de 2001 y diciembre de 2002. El en el que se encontraba inmerso el país dio comienzo a una grave económica derivando de este modo en la falta de liquidez y fuga de capitales. Este corralito se caracterizó por el límite de retirada de fondos (250 pesos/ en un primer momento) y la congelación de los de miles de ahorradores.

Otro más cercano es el que se produjo en Chipre el 28 de marzo de 2013. Durante 7 días, los ciudadanos chipriotas únicamente pudieron retirar 300 por cuenta y día, entre otras medidas limitativas.

 

El caso de Grecia:

El 29 de junio de 2015 comenzó el corralito griego que en un principio iba a tener su fin el lunes 6 de julio de 2015, sin embargo, a día 10 de julio se sigue negociando su extensión. Los griegos únicamente pueden retirar 60 euros en efectivo al día, hacer mediante  sin restricciones en el interior del país, y llevar a cabo internas a través de las webs de los . Está prohibido, por el contrario, efectuar transacciones al extranjero excepto para el pago de importaciones de productos de primera necesidad.

Otra medida que se lleva a cabo, a pesar de que el corralito comenzó justo antes del momento de pago de , ha sido el establecimiento de un límite en la cantidad máxima a pagar de 120 euros semanales para aquellos pensionistas que disponen de cartilla y no de tarjeta bancaria. Los bancos abren días concretos con este fin específico.

Los turistas que visitan Grecia, sin embargo, son ajenos a todas las restricciones, pudiendo retirar dinero mediante sus  o débito y realizar transacciones al extranjero.

Para mayor información acerca del caso Griego, se adjuntan los siguientes enlaces:

– “Nueve preguntas clave sobre Grecia respondidas por el FMI”.

– “Crisis griega: respondemos a las preguntas de los lectores”.

En caso de que vayas a visitar Grecia en esta situación, es recomendable que tomes algunas precauciones como viajar con más dinero en efectivo de lo habitual, ya que algunos establecimientos no aceptarán pagos con tarjeta. Ten en cuenta que no podrás entrar en el país con más de 10.000 €. Además, sería sensato que te inscribieras en el del Ministerio de Asuntos Exteriores.

¿Te ha resultado interesante? ¡Compártelo!