¿Puede un menor de edad abrir una cuenta corriente?

Hoy en día podrían entrar en un ascensor todas las personas, en edad adulta y con capacidad de obrar, que no tienen una adscrita a un . Tener una cuenta corriente es una forma útil de recibir la , domiciliar un o guardar los , pero ¿a partir de qué edad se puede abrir una cuenta?

Realmente es posible abrir una cuenta corriente desde que se nace, aunque tal afirmación requiere matices. En primer lugar, ningún menor de edad puede hacerlo de forma independiente. Será el representante legal quien realice los trámites en su nombre, salvo para un menor emancipado (mayor de 16 y menor de 18 años) que podrá obrar por sí mismo.

¿Cómo abrir una cuenta al menor?

El representante legal, padre o madre en la mayoría de los casos, deberá ir a la que haya considerado, bien por la que ofrece o por otras circunstancias, y presentar la siguiente documentación:
– Libro de familia que garantice el vínculo
–  del representante legal
– DNI del menor o  provisional

El banco realizará el procedimiento y en el mismo día, tras haber hecho un en ella, la cuenta estará operativa. Por lo tanto, es un trámite burocrático sencillo abrir una cuenta corriente a un menor no emancipado.

El formato de que se ofrece es de débito y con ella será viable hacer en tiendas físicas y online, así como retirar .

Antes de 2007 era más factible incluso, ya que no se necesitaba presentar el DNI del menor. No obstante, esta circunstancia terminó cambiando por el incremento del fiscal que se originó a través de este tipo de cuentas.

Por último, la banca desde hace un tiempo está inmersa en un enorme proceso de digitalización. Actualmente, muchos bancos permiten abrir una cuenta corriente, aunque no hayas sido cliente antes, a base de click. Estas cuentas no cobran por mantenimiento ni por operativa básica, pero, por el momento, es un exclusivo para los mayores de edad o menores emancipados.

¿Te ha resultado interesante? ¡Compártelo!