Olvidemos Grexit, es hora de preocuparnos por Brexit

12/02/2015 | James Mackintosh – Financial Times Español

Recientemente los inversores han pasado mucho tiempo preocupándose por Grexit. ¿Cuánto tiempo tiene que pasar antes de que los temores de “Brexit”, o sea la salida del Reino Unido de la Unión Europea, comiencen a afectar los precios?

Indirectamente su efecto ya es visible, mientras se empiezan a notar los nervios pre-electorales en las opciones de precios ante las votaciones de mayo.

Esta semana, el vencimiento de la opción libra-dólar a tres meses ya será después de las elecciones, y la volatilidad implícita aumentó de manera notable. Las opciones de acciones del FTSE 100 están valoradas para el día después de la elección con una variación, al alza y a la baja, de cerca de un 4 por ciento, estando a principios de año en un 1,5 por ciento, de acuerdo a Kokou Agbo-Bloua de Société Générale.

Los traders de derivados anticipan una mayor volatilidad de la normal debido a que el resultado de la elección es más incierto de lo habitual. No es probable que algún partido obtenga la mayoría, y será más difícil conformar una coalición de lo que lo fue en 2010, cuando los políticos estaban bajo intensa presión en medio de una débil economía y unos mercados inestables. Los estudiosos de las elecciones esperan un gobierno en minoría, lo que haría factible una segunda elección poco después añadiendo incertidumbre política.

Hasta ahora las preocupaciones por las elecciones parecen que no se han reflejado en los valores, bonos o la libra (aunque han sido citadas por los encuestadores como la razón de la ralentización en el mercado inmobiliario londinense).

Los duros comentarios realizados el jueves por Mark Carney, gobernador del banco de Inglaterra, sobre el aumento de las tasas en los próximos dos años ayudaron a subir a la libra, y antes de que las débiles ventas minoristas en los EE. UU. impulsaran una caída global, también del rendimiento de los bonos a 10 años. La libra alcanzó su máximo frente al euro desde finales de 2007, antes de retroceder.

Los inversionistas tienen muchas otras cosas por las cuales preocuparse: deflación, Grecia, Ucrania, petróleo, mercados emergentes y una mezcla de señales que da la economía de los EE. UU. Aquellos enfocados en el Reino Unido, también van a tener que preocuparse por los presupuestos del estado en marzo. Si el patrón del referéndum escocés se repite, no será mucho después del día del presupuesto cuando las elecciones se conviertan en el principal punto de discusión: ya que la incertidumbre siempre es mala para los precios.

No es que sea difícil predecir el resultado de las elecciones británicas. Es que tampoco es obvio lo que significaría un (muy improbable) claro ganador. Normalmente los mercados favorecen a los Conservadores sobre los Laboristas. Pero con los Conservadores prometiendo un referéndum sobre Europa, la confianza en la divisa y la preferencia de los traders en bonos por la austeridad podrían cambiar de rumbo por el miedo a una Brexit.

Forget Grexit, time to worry about Brexit

02/12/2015 | James Mackintosh – Financial Times English

Investors have spent a lot of time worrying about Grexit recently. How long will it be before fears of “Brexit”, or Britain leaving the European Union, start to affect prices?

Indirectly the effect is already visible, as pre-election jitters start to appear in option prices ahead of May’s poll.

This week the maturity of the three-month rolling sterling-dollar option passed the election date, and implied volatility jumped sharply. Equity options are priced for a move in the FTSE 100 the day after the vote, up or down, of close to 4 per cent, up from 1.5 per cent at the start of the year, according to Kokou Agbo-Bloua at Société Générale.

Derivative traders anticipate more volatility than usual because the outcome of the election is more uncertain than usual. No party is likely to have a majority, and a coalition will probably be harder to put together than in 2010, when politicians were under intense pressure amid a weak economy and jumpy markets. Psephologists expect a minority government, risking another election not too long afterwards and adding to policy uncertainty.

So far election worries do not seem to have appeared in equities, bonds or the pound (though they were cited by surveyors as a reason for a slowdown in London housing).

Hawkish comments on Thursday from Mark Carney, Bank of England governor, about the path of rate rises over the next two years helped push up the pound and, before weak US retail sales prompted a global drop, 10-year gilt yields. Sterling hit its highest against the euro since the end of 2007, before falling back.

Investors have plenty of other things to worry about: deflation, Greece, Ukraine, oil, emerging markets and the mixed signals from the US economy. Those focused on the UK also have the budget in March. If the pattern of the Scottish referendum is followed, though, it may not be long after budget day before the election becomes the main point of discussion: with uncertainty always bad for prices.

It is not just that the outcome of Britain’s election is hard to call. It is also that it is not obvious even what a (highly unlikely) clear win would mean. Usually markets favour Conservatives over Labour. But with the Tories promising a referendum on Europe, currency and bond traders’ preference for austerity may be offset by the fear of Brexit.

Copyright &copy “The Financial Times Limited“.
“FT” and “Financial Times” are trade marks of “The Financial Times Limited”.
Translation for Aerosolutions with the authorization of “Financial Times”.
Copyright &copy “The Financial Times Limited“.
“FT” and “Financial Times” are trade marks of “The Financial Times Limited”.
¿Te ha resultado interesante? ¡Compártelo!