El 66,5% de los jóvenes de menos de 25 años está trabajando en la actualidad (996.800 jóvenes), la mejor cifra desde 2010, cuando se registraron más de 1,1 millones de jóvenes, según se desprende de un análisis de la situación laboral de los menores de 25 años realizado por Randstad.

El número de jóvenes trabajando con menos de 25 años es un 7% superior al registrado hace un año y casi un 34% más que hace cinco años. Esta tasa, que registró su menor volumen en 2013 cuando bajó hasta el 45,1%, ha crecido durante cinco ejercicios consecutivos hasta alcanzar la cifra actual.

El análisis de Randstad también apunta que cuanto más alto es el nivel educativo, mayor es la tasa de ocupación entre los trabajadores más jóvenes. En 2018, la tasa de estos profesionales con educación superior alcanzó el 75,2%, la segunda más alta del periodo estudiado tras la registrada en 2017.

El segmento donde más crece la ocupación en el último año es en el de los jóvenes que cuentan con estudios secundarios. En concreto, el 65,2% de los empleados de este colectivo se encuentra actualmente trabajando, lo que supone un total de 683.900 profesionales.

Los empleados menores de 25 años que tienen únicamente educación primaria son los que tienen la tasa de ocupación más baja (42,6%). En el último año, 33.600 jóvenes con esta formación tenían un trabajo, cifra que es un 17,2% inferior a la registrada hace un año. Asimismo, este segmento también ha sido el que ha visto más reducido su número de profesionales.
Por sectores, el servicios es el que cuenta con un mayor número de jóvenes menores de 25 años. Concretamente, el 80,3% de los jóvenes (más de 800.300) desarrolla su actividad en el sector servicios. Por detrás, se encuentra la industria, donde trabajan 114.800 jóvenes; la agricultura (14.500) y la construcción (40.100).

La construcción es el sector en el que más ha aumentado el volumen de trabajadores jóvenes en el último año (+15,6%). Le siguen servicios (+8,5%) e industria (+2,9%). Agricultura ha sido el único sector donde ha registrado un descenso, ya que el volumen de trabajadores ha descendido casi un 13%.

Teniendo en cuenta las comunidades autónomas, Baleares (77,3%) y País Vasco (77%) son las regiones con las tasas más elevadas de jóvenes ocupados menores de 25 años. Por el contrario, la tasa más baja se da en Extremadura (49,7%) y Andalucía (54,9%).

En términos absolutos, Cataluña (222.400), Andalucía (153.800) y Madrid (149.900) son las regiones con el mayor número de trabajadores menores de 25 años.

¿Te ha resultado interesante? ¡Compártelo!