Los españoles los más conservadores a la hora de invertir

Gestionar los siempre es un reto por parte de las y las familias. La permite decidir entre múltiples opciones, unas más complejas que otras. La tendencia en España, como particularidad respecto a sus vecinos europeos, es el constante crecimiento de los (dejar el en el durante un tiempo y bajo unas condiciones) a pesar de la escasa en relación a otros . En concreto aumentó en 6.600 millones de el pasado mayo, es decir, un 0,67% más.

Sin embargo, países como Francia, Alemania o Italia tienden a decantarse por los como alternativa para gestionar sus excedentes (ahorros). A pesar de ser más complejo que un depósito, los fondos ofrecen mayor rentabilidad. Ambos exigen el de un peaje que significa vincularse con el banco, pero los fondos de inversión requieren un mayor conocimiento de las . Actualmente, en España hay 994.000 millones de euros invertidos en depósitos. Sin embrago, la cifra acumulada en los fondos es de 195.000 millones.

En un contexto de casi nulos fijados por el Europeo e incertidumbre en los , una rentabilidad baja de entre 0,4% y 1%, hace que la opción del depósito se vea compensada, según la  (Asociación Española de la Banca). “Los depósitos en la banca suponían a finales del año pasado el 38 por ciento del de las familias, tras en 2018 un 2,6 por ciento de su disponible en ellos”, explica José Luis Martínez, portavoz de la AEB.

Los depósitos son uno de los motores principales de la banca tradicional. Éste se mantiene como el preferido por las familias, siendo el año pasado el 45% del total del ahorro financiero de los españoles. Por otro lado, sólo el 6% del ahorro de las familias es en fondos de inversión y, sin embargo, en es casi el doble, es decir, el 11,4% según el último estudio de la agencia de valores Finanbest. El estudio concluye afirmando que, de las 5 grandes de Europa, los españoles son los que más miedo muestran ante la de los mercados.

¿Cómo funciona un fondo de inversión?

A pesar del recelo que generan este tipo de productos, cada vez gestiona un mayor. Su gestión la lleva una sociedad administradora ( o institución financiera) y trata de diversificar las para controlar el . Los fondos cuentan con una amplia seguridad de tal manera que, si , los podrían acceder a su dinero en 72 horas. Además, invierten con grandes cantidades de efectivo ya que acumulan el de varios inversores que depositan su dinero en el fondo. Las son muy bajas respecto a otros productos y la rentabilidad anual ronda entre el 4 y el 6%, independientemente de la cantidad aportada por el inversor.

En 2018 entrará en vigor la nueva directiva europea  II, de obligado cumplimiento, sobre los mercados de instrumentos financieros. Ésta buscará mayor seguridad, eficacia y transparencia para los inversores. Por lo tanto, es posible que ayude a que cambie la tendencia y de este modo se destine más capital, por parte de las familias, a los fondos de inversión u otros productos financieros.

No obstante, aún queda mucho trabajo para asentar una base financiera solvente en los españoles. La es un reto que se debe empezar a construir desde edades tempranas. Los españoles no invierten en otros productos bursátiles por miedo, pero ese miedo viene por el desconocimiento, de la ciencia económica y de lo que podría pasar con el dinero invertido.

Autor: Daniel Moreno (17 julio 2017)

¿Te ha resultado interesante? ¡Compártelo!