La guerra de los superhéroes

Cuando uno echa un vistazo al ranking de películas con las mayores recaudaciones a nivel mundial, enseguida observará que, entre las diez primeras, hay tres protagonizadas por superhéroes de cómic, personajes ficticios que fueron creados en la década de los 60 y que han acompañado a niños, jóvenes y mayores durante décadas. Se trata de Los vengadores (2012), Vengadores: La era de Ultrón (2015) y Iron Man 3 (2013).

Las tres llevan, curiosamente, el sello Marvel, una editorial estadounidense creada en 1939 y que, a partir de la década de los 70, se especializó en cómics de personajes ficticios y fantásticos que ya conocen varias generaciones: Spiderman, Capitán América, Iron Man, Hulk, Thor o los X-Men entre otros. En 1972, Marvel vendió más de 90 millones de cómics al año en todo el mundo. La popularidad de estos personajes -salidos del lápiz de dibujantes como Jack Kirby, Steve Ditko o Stan Lee- corrió como la pólvora y sus aventuras no tardaron en trasladarse a la televisión, en forma de series, o a la gran pantalla, donde muchas de ellas han alcanzado recaudaciones increíbles. Por eso no es de extrañar que, en 2009, la editorial fuera comprada por la multinacional Walt Disney que pagó por ella cuatro mil millones de .

De las diez películas de superhéroes más taquilleras, Marvel Comic es la cuna de siete de ellas. Las otras tres proceden de otra editorial, DC Comics, también fundada en los años 30 en Nueva York (aunque posteriormente se ha trasladado a California) y perteneciente a la productora Warner Bros. Entre sus héroes destacan Superman, Batman, El Hombre de Arena o Flecha Verde. Este año han estrenado Batman v Superman: El amanecer de la Justicia, primera cinta que reúne a los dos personajes y con la que ya han recaudado, en menos de tres meses, el triple de lo que costó.

Una superproducción cinematográfica ronda los 200 millones de dólares, una barbaridad si pensamos en todo lo que se podría hacer con ese y una nimiedad si lo comparamos con algunas recaudaciones obtenidas. Hasta el momento en la historia del cine, las películas más taquilleras han sido Avatar (2009), Titanic (1997), Star Wars: Episodio VII. El despertar de la fuerza (2015) y Jurasic World (2015). Las dos primeras fueron dirigidas por James Cameron y producidas y distribuidas por 20th Century Fox. Los presupuestos de ambas fueron de 237 y 200 millones de dólares respectivamente, mientras que su recaudación alcanzó los 2.787 y 2.186 millones de dólares.

No deja de resultar curioso que unos personajes ficticios, unos superhéroes creados hace más de cuarenta años, triunfen ahora en la gran pantalla. La película de superhéroes más rentable de la historia del cine (y quinta en el ranking general anterior) es Los Vengadores (2012): costó 220 millones de dólares y recaudó 1.520, casi siete veces más. Esta primera entrega de Los Vengadores se estrenó en 2012. Dirigida por Joss Whedon y distribuida por Walt Disney Pictures, se trata de la sexta cinta sobre los héroes de Marvel. En ella, Nick Fury, director de la agencia ficticia de inteligencia y antiterrorismo conocida como S.H.I.E.L.D. (en inglés: Strategic Homeland Intervention, Enforcement, and Logistics Division; y en español: Sistema Homologado de Inteligencia, Espionaje, Logística, y Defensa), recluta a un equipo de superhéroes para detener al hermano de Thor, Loki, y evitar la destrucción del planeta. La película cuenta con un reparto coral, que incluye a Robert Downey Jr. (Iron Man), Chris Evans (Capitán América), Chris Hemsworth (Thor), Mark Ruffalo (Hulk), Scarlett Johansson (la Viuda Negra), Jeremy Renner (Ojo de Halcón), Samuel L. Jackson (Nick Fury) y Tom Hiddleston (Loki).

El éxito se repetiría tres años después, con Vengadores: La era de Ultrón (2015), secuela de la anterior y con los mismos protagonistas. Es la segunda película de superhéroes más rentable: su presupuesto ascendió a 250 millones de dólares y recaudó 1.405. Tanto éxito ha llevado a Walt Disney a anunciar que habrá tercera y cuarta parte, esta vez dirigidas por los hermanos Russo y que se estrenarán en 2018 y 2019.

El tercer puesto del ranking lo ocupa otra producción de Marvel, Iron Man 3, estrenada en 2013 (décimo puesto en el ránking general). Un éxito de taquilla para toda la familia que costó 200 millones de dólares y recaudó 1.215 millones de dólares (los primeros 13 el día de su estreno y los 200 que costó, su presupuesto, al quinto). Secuela de Iron Man (2008) y de Iron Man 2 (2010), Iron Man 3 supuso el inicio de la segunda fase de la productora especializada en superhéroes. Repiten papel Robert Downey Jr. (Tony Stark), Gwyneth Paltrow (Pepper Potts) y Don Cheadle (James Rhodes) y se incorporan al reparto actores como Rebecca Hall (la doctora Maya Hansen, una de las creadoras del virus Extremis), Guy Pearce (doctor Aldrich Killian, empresario y el primero en experimentar el Extremis) y Ben Kingsley (El Mandarín, líder terrorista y principal villano). El argumento cuenta con los mismos ingredientes que el resto de superproducciones: enemigos, poder ilimitado, ingenio e instinto de protección.

Las dos siguientes en la lista son la segunda y tercera entrega de la trilogía sobre Batman, creado por DC Comics, realizada por Cristopher Nolan (El Caballero Oscuro: La Leyenda Renace, de 2012, y El Caballero Oscuro, de 2008).

Para la tercera entrega, El Caballero Oscuro: La Leyenda Renace, en un afán de diferenciación respecto a las anteriores, Nolan se centró en mejorar la calidad. En el reparto aparecen Anne Hathaway (Selina Kyle), Tom Hardy (Bane), Marion Cotillard (Miranda Tate), y Joseph Gordon-Levitt (John Blake) además de dos grandes como Michael Caine (Alfred) y Morgan Freeman (Lucius Fox). Después de su estreno, recibió una gran aclamación de la crítica y fue un enorme éxito taquillero, logrando superar a su predecesora y convertirse en la undécima película más taquillera: 1.080 millones de dólares. Sin embargo, al contrario que las dos entregas anteriores, no fue nominada a ningún Óscar.

La segunda entrega de la trilogía, estrenada cuatro años antes, El Caballero Oscuro, también estuvo protagonizada por Batman, con coproducción británico-estadounidense y también dirigida por Christopher Nolan. Fue rodada principalmente en Chicago y en otras ubicaciones de Reino Unido y Hong Kong. Protagonizada por Christian Bale (Batman/Bruce Wayne), Heath Ledger (Joker), Gary Oldman (teniente Jim Gordon), Aaron Eckhart (fiscal del distrito Harvey Dent), además de Michael Caine (Alfred), Morgan Freeman (Lucius Fox) y Maggie Gyllenhaal (Rachel Dawes). Tuvo 8 nominaciones a los Oscar y finalmente ganó 2: al mejor actor secundario (para Heath Ledger, que falleció seis meses antes de su estreno, y que también ganó varios premios por el mismo papel, como el Globo de Oro, el Bafta o el Festival de Toronto) y a la mejor edición de sonido. Por sus excelentes críticas y los récords que estableció, fue elegida la mejor película de 2008 y, posteriormente, como una de las mejores películas de la década del 2000 y una de las mejores películas de superhéroes. Con un presupuesto de 185 millones de dólares, recaudó 1.004 lo que la convierte en la 23ª película más recaudadora de la historia del cine.

Completan el listado de las 10 películas de superhéroes más taquilleras, Spiderman 3 (2007), Batman v Superman: El amanecer de la justicia (2018), Spider-Man (2002), Spider-Man 2 (2004) y Guardianes de la Galaxia (2014).

Autora: Elvira Calvo (24 junio de 2018)

¿Te ha resultado interesante? ¡Compártelo!