Insurtech o la revolución tecnológica de los seguros

Hace algunos años apareció el término para definir la gestión de a través de internet y apps. Hoy, la está asumida y forma parte de nuestras vidas. Un poco más tarde, y arrastrado por ese éxito, el sector se ha subido al carro de las nuevas tecnologías para desarrollar nuevas formas de ofrecer y a sus clientes. Irrumpe así otro concepto, el Insurtech (del inglés insurance (seguros) y technology (tecnología) del que se han adueñado las de seguros tradicionales en colaboración con empresas tecnológicas y .

Es una evolución lógica derivada del desarrollo imparable de las nuevas tecnologías (big data, cloud computing o blockchains), la aparición de nuevos () y nuevos conceptos promovidos por el internet de las cosas y los cambios de mentalidad y comportamiento de los /clientes que demandan otros modos de satisfacer sus necesidades. Ante estos cambios, las tradicionales han tenido que replantear su y, para conservar su posición en el y adaptarse a los nuevos tiempos y a las nuevas formas de relación con los clientes, se han asociado con empresas tecnológicas. Los , de salud o de vivienda cambian de enfoque.

Según distintas auditoras multinacionales, como KPGM o Everis -de origen español-, en 2014, el sector Insurtech ya facturó 1.400 millones de en todo el mundo. En 2015, superó los 3.000, una cifra que se dobló solo en el primer trimestre de 2018. El ritmo de crecimiento es imparable y dobla la velocidad del sector fintech, aunque no en todos los países por igual.

El sector Insurtech empieza a despegar en España, donde aún se está definiendo qué productos son susceptibles de tener un alto valor añadido tecnológico (coches de alquiler compartidos, electrodomésticos conectados a través del internet de las cosas o los seguros de salud privados, por ejemplo) o las nuevas formas de venderlos (es obvio que hay que cambiar los canales de comunicación ya que los tradicionales clientes han cambiado).

En este despegue quizá tenga que ver la celebración en Madrid, el pasado mes de octubre, de la Insurtech Unconference, un evento de networking entre aseguradoras tradicionales y startups en la que se puso de manifiesto que no se trata de desarrollar los mismos servicios que ya existían sino de crear valor añadido en el sector con nuevas formas de interpretar la relación del cliente con su seguro.

En España van apareciendo diversas startups especializadas en el sector y que desarrollan software destinado a la gestión con el cliente, la búsqueda del mejor seguro de salud o basado en la economía colaborativa (creación de un fondo común para asegurar, por ejemplo, un coche de alquiler compartido; o agrupar a asegurados para que puedan recuperar el acumulado).

Hasta ahora, la gran novedad tecnológica que aportaba el sector de los seguros, eran los comparadores. A partir de ahora, asistiremos al nacimiento de un nuevo fenómeno que transformará a las compañías tradicionales de seguros adaptándolas al nuevo entorno tecnológico, una evolución lógica y, como hemos visto, imparable. Porque, gracias a las nuevas tecnologías, han aparecido nuevos modelos económicos y ha cambiado la mentalidad de la gente que en los tiempos actuales necesita, no sólo asegurar , sino también estilos de vida. Por un año o por unas horas.

Los seguirán existiendo, pero ahora se podrán predecir gracias al big data. Por eso, el sector asegurador seguirá siendo necesario. Sólo tiene que adaptarse, a las nuevas tecnologías y a los nuevos clientes. Y en eso se basa el Insurtech.

Autora: Elvira Calvo (18 diciembre 2017)

¿Te ha resultado interesante? ¡Compártelo!