Finanzas 4.0: cuestión de confianza

En las últimas décadas, la digitalización ha producido un cambio total en todos los sectores de la sociedad. Caminamos hacia una mayor dependencia de máquinas y robots para trabajar menos. El imparable fenómeno de la digitalización nos sumerge de lleno en la llamada Industria 4.0 ó Cuarta Revolución Industrial, después de la irrupción de la máquina de vapor (1760-1830), la electricidad (1850), y la electrónica y las tecnologías de la información (1950). En su obra “La cuarta revolución industrial” (2018), Klaus Schwab afirma que estamos ante una revolución tecnológica que modificará fundamentalmente la forma en que vivimos, trabajamos y nos relacionamos.

La digitalización está transformando las principales cadenas de producción, fabricación y suministro a través de la Realidad Virtual, la Inteligencia Artificial o el Internet de las cosas. El objetivo es la optimización de los procesos con un menor , una mayor calidad y más vías de comunicación entre el fabricante y el a través de una mayor personalización mediante, ¡qué curioso!, la comunicación de las máquinas entre ellas y de éstas con los seres humanos.

Pero ¿cómo afecta la Industria 4.0 al mundo de las ? La Cuarta Revolución Industrial supone una mayor globalización y un desarrollo imparable de las tecnologías digitales, características que han mermado el nivel de confianza de los usuarios y clientes finales, de ahí la importancia capital que ha adquirido la transparencia de las . Las empresas se centran cada vez más en la estrategia digital y buscan soluciones tecnológicas y financieras. Los departamentos financieros, como responsables de gran parte de los datos y técnicas de análisis, deben ser los encargados del cambio. En este entorno, nace lo que se ha dado en llamar finanzas 4.0, una nueva función para estos departamentos que les permita desarrollar herramientas que aumenten la confianza, cierren la brecha de información entre las partes y proporcionen proyecciones inteligentes para el futuro. Para ello, tendrán que adoptar las mismas herramientas que la Industria 4.0. basados en el análisis de datos de la nube y la automatización de procesos robotizados. Según PwC, se trata de rediseñar las finanzas para adaptarse a la nueva era digital.

Las empresas son conscientes de que todo su depende cada vez más de los datos: sobre sus actividades diarias, sus costes, sus empleados y, por supuesto, sus clientes. En esta nueva era, ser capaces de registrar, analizar y unir toda esta información de forma eficiente se ha convertido en algo crucial, especialmente para los equipos financieros, que serán los responsables de basarse en ellos para diseñar las estrategias de negocio futuras.

Según una encuesta de Oracle, la compañía especializada en el desarrollo de soluciones de nube, aunque la mayor parte del de una empresa se deriva de los , como el sentimiento del cliente y la marca, pocos profesionales de las finanzas reconocen que pueden acceder a los datos adecuados para medir y monitorizar estos elementos críticos de su negocio. Mientras que los participantes en la encuesta creen que los mayores impulsores del valor para sus negocios son la satisfacción del cliente (75%), la calidad de los procesos de negocio, (62%) y las relaciones con el cliente (62%), sólo el 16% considera que tiene datos adecuados para medir el sentimiento del cliente, por ejemplo.

En un entorno empresarial cada vez más complejo y más tecnológico, las compañías deben abordar la transformación digital para aprovechar las oportunidades de los nuevos modelos de negocio. Se trata de adoptar nuevas tecnologías que permitan rediseñar sus funciones y procesos para ejercer una función financiera 4.0, en definitiva, un nuevo enfoque que permita dar mayor confianza y aportar nuevo a la empresa. Entre sus principales retos está lograr procesos más eficientes y disponer de información relevante para el análisis avanzado y el diseño de un reporting en tiempo real que apoye decisiones estratégicas. Las finanzas 4.0 impactarán en la gestión y mejora del modelo financiero operativo fortaleciendo sus ventajas competitivas. ¡Cuestión de confianza!

Autora: Elvira Calvo (17 septiembre 2018)

¿Te ha resultado interesante? ¡Compártelo!