El combate de los millones Mayweather Vs Pacquiao

07/05/2015 | Abel Fernández Fernández

La pasada madrugada del día 3 de mayo tuvo lugar el que iba a ser el combate de la historia. En lo deportivo fue lo que se esperaba pero el espectáculo dejó mucho que desear, mientras que económicamente cumplió con las expectativas.

Pero, ¿de dónde proviene todo el dinero que se repartió en el combate? ¿Cómo es posible que un deporte como el boxeo, aún en horas bajas genere tanto dinero en una noche?

Es difícil responder a la pregunta del origen exacto de las sumas de dinero se movieron la pasada madrugada en el MGM de Las Vegas, pero si se realiza un análisis exhaustivo, poco a poco los datos y las cuentas van cuadrando.

Apuestas
Un factor importantísimo a la hora de generar ingresos en los eventos deportivos son las apuestas, lo que a primera vista comenzó con un 3 a 1 por Floyd Mayweather se quedó finalmente en un 2 a 1, lo que significa que por cada 100 euros que apostemos recibiremos 200.

Ya durante los días previos a la pelea se registraron grandes sumas en las casas de apuestas. En el caso del MGM se registró una a favor de Pacquiao por más de $500.000. Y es que se habla de un valor en apuestas que se situó entre los 60 y los 80 millones de dólares.

Compra PPV “Pay-per-View”
Sin ninguna duda ha sido un factor clave; más de 4.000.000 de hogares han comprado el combate a través de plataformas de televisión por cable o Internet. El precio que alcanzó la compra de este combate a través de PPV “Pay-per-View” era para Estados Unidos de unos 100 dólares mientras que en España apenas alcanzaba los 12 euros, en Australia superaba los 40 dólares y en Gran Bretaña rondada los 30 dólares.

Con la venta de los derechos de emisión llegó a recaudar más de 300 millones de dólares, lo cual da una perspectiva del potencial de este combate, más aun cuando lo comparamos con un ejemplo quizás más cercano como es el futbol; comprar en PPV la final de la Champions League o la de la Copa del Mundo no superó los 10 euros.

PatrocinadoresMayweather-Pacquiao
Un evento en el que hay tantos ojos es un filón mediático y, cómo no, una oportunidad publicitaria inigualable. Muchas han sido las marcas que han intentado hacerse un hueco patrocinando el combate, pero muy pocas las que han logrado alcanzar las cifras que requerían los organizadores. El patrocinio del ring, que llevó a cabo la empresa cervecera mexicana “Tecate”, integrante del grupo global Heineken, tuvo un coste en torno a 5,6 millones de dólares solo por ocupar el cuadrilátero con su imagen.

Cabe destacar que a la hora de la verdad Floyd Mayweather no es un atleta al uso, tal vez por cómo actúa o por su simple forma de competir. Es un deportista muy poco ligado a los sponsors ya que no quieren ligar su imagen a la de él porque ha pasado por los juzgados acusado de abuso por sus parejas. Su figura nunca estuvo influida por intereses de marcas y patrocinadores en gran medida porque son las propias marcas las que en muchas ocasiones no se prestan a patrocinarle.

Ocupación de hoteles en Las Vegas
No sólo patrocinadores, jugadores de apuestas y organizadores ganan con estos eventos. Hay mucha gente que rentabiliza sus negocios de manera indirecta, como es el caso de los restaurantes, tiendas y superlativamente los hoteles. En este caso la ciudad de Las Vegas completó su aforo en todos sus hoteles.

Como no iba a ser menos, los precios para la ocasión no duplicaban los habituales sino que se multiplicaban por 10 o en el caso del MGM Grand, hotel en el que se disputaba el combate, pasar la noche superaba los $1.600, que es un precio trece veces superior al coste habitual de una habitación un domingo.

No es el final
Por otro lado, y para complementar las cifras astronómicas que se registraron el pasado fin de semana, Mayweather ya ha anunciado que no ha sido su último combate sino que aun disputará uno más y después se retirará. Se habla incluso de una posible revancha en 2018, una vez solventado el problema de lesiones de Pacquiao. Todo esto hace pensar que volveremos a ver un escenario similar, quizás no tan marcado por el aspecto económico sino de tratarse del último combate de Mayweather.

De conseguir vencer en este último combate, no sólo se retirará como invicto sino que lo hará como el boxeador que más ha ingresado en la historia. Algo por lo que también se le recordará es por sus muchas excentricidades, en el 2013 Mayweather apostó casi 6 millones dólares a un partido de la NBA consiguiendo una ganancia a 1.91 dólares por dólar apostado, alcanzando los 11 millones.

Y es que figuras del deporte, como Tiger Woods, un golfista irrepetible, o Leo Messi, apenas rondan los 55 millones de euros en ingresos al año, cantidades pequeñas en comparación a los ingresos del combate.

En definitiva, el combate era una parte más del espectáculo, donde los actores principales eran el dinero y la expectación. Apuestas, retransmisiones de televisión, patrocinadores, no son más que los hilos de dos títeres en un ring de boxeo. ¿O acaso tú conocías a Floyd Mayweather y a Manny Pacquiao hace un mes?

¿Te ha resultado interesante? ¡Compártelo!