Destinos turísticos según el cambio de divisa

¿Qué criterios seguimos para elegir destino vacacional? Ante todo, nos fiamos de nuestros gustos y apetencias (relax, naturaleza, cultura, gastronomía, aventura, sol y playa), del tiempo del que disponemos, de las infraestructuras que se nos ofrecen, del clima, del idioma, de la distancia y, sobre todo, del . No siempre coinciden, por eso elegir el destino de nuestras vacaciones en función de lo que podamos estirar el es una opción muy interesante. Países subdesarrollados o líneas aéreas suelen ser atractivos cada vez más presentes. En el plano internacional, también la de las dibuja un mapa de oportunidades que hay que tener en cuenta.

Hoy vamos a hablar de planificar nuestras vacaciones internacionales en función de la capacidad de del . Para ello, es imprescindible tener una buena información del de divisas y conocer qué se han devaluado más en el último año. El euro está en alza desde 2015 respecto a otras monedas y hay que saber aprovechar la oportunidad.

Tradicionalmente, viajar a Nueva York resultaba casi imposible: por ser uno de los destinos más caros y por la fortaleza del . Sin embargo, los que viajaron a la ciudad de los rascacielos en 2013 ó en 2014 ahorraron dinero porque el euro estaba a 1,35 dólares. Actualmente el panorama ha cambiado y hoy, prácticamente, están a la par (1 euro/1,16 dólares) por lo que viajar a los EEUU no es, ahora mismo, una buena opción.

En 2018 se devaluó la libra esterlina, hasta un 20%, por lo que viajar al Reino Unido supuso un “chollo”. El país estaba en plena respecto al Brexit y el euro se cambiaba a 0,865 libras. Por el contrario, para los británicos que eligieron España como destino turístico, el viaje les salió caro. Ese año también se devaluaron otras monedas (un 20% la mexicana, un 16,02% la egipcia, un 11,43% la sudafricana; un 10,2% la turca, un 9,6% la china, y un 6,3% la india) y viajar a todos esos países conformó un particular mapa turístico. En el lado contrario, las monedas que se revalorizaron fueron las de Nueva Zelanda y Brasil.

La recuperación del dólar en los tres últimos años ha impactado en otras , sobre todo en las más vinculadas con Estados Unidos. Han caído el peso colombiano, el mexicano, el chileno y el peruano pero especialmente el argentino pero al ser caídas más pronunciadas que la del euro respecto al dólar, el diferencial nos sigue permitiendo viajar a alguno de esos países de forma ventajosa gracias al .

En 2018, la moneda que más se ha depreciado, hasta un 13%, ha sido el peso argentino. Argentina es uno de los países con mayor del mundo. Si en 2014, un euro equivalía a 10 pesos, actualmente la equivalencia es de 1 euro/31,52 pesos. Esto hace de Argentina un destino codiciado. El problema es que ahora, allí, es invierno y no todo el mundo está dispuesto a irse de vacaciones con plumífero. Otros países interesantes al cambio con el euro son Rusia (ahora en pleno Mundial), donde el rublo se ha devaluado un 9%) u otros más acordes con lo que entendemos por buen tiempo como Turquía, Brasil, Colombia o México.

Otro factor importante a la hora de en nuestras vacaciones internacionales, además del cambio de divisas, es elegir entre pagar con o en efectivo, y dónde y cuánto cambiar. La  (Organización de y ) recomienda pagar siempre con tarjeta aunque siempre es necesario llevar algo de efectivo para los pequeños . Antes debemos cerciorarnos de las que nos cobrará nuestro , puesto que muchos cobran una doble comisión: por sacar dinero en otro y por sacarlo en el extranjero. Mejor una que de .

Para los que prefieren llevar efectivo, los expertos recomiendan a los viajeros hacer una estimación aproximada de la cantidad que se va a necesitar con el fin de no cambiar más dinero del que realmente se va a aunque siempre es un llevar mucho dinero encima.

Autora: Elvira Calvo (28 junio 2018)

¿Te ha resultado interesante? ¡Compártelo!