Cómo ahorrar en la factura eléctrica

Recibimos nuestra factura y la cantidad a pagar nos sorprende. Sin embargo al repasarla comprobamos que la cuantía es correcta, así que es momento de pensar qué hacer para disminuir nuestro consumo.
 
Podemos empezar por comparar el consumo realizado ese mes con los anteriores para tener una idea de lo que consumimos aproximadamente durante el año, que variará del periodo estival a los meses de invierno. La normativa exige a las compañías comercializadoras mostrar en todas sus facturas un apartado denominado “Historial de consumo”, en el cual quede reflejado el consumo de los últimos catorce meses.
 
Es importante también conocer cuál es la potencia que tenemos contratada y la que realmente necesita cada hogar, con el objetivo de elegir la más adecuada en cada caso. El precio por la reducción de potencia siempre es el mismo aunque se rebajen varios kW a la vez: tendremos que pagar los Derechos de enganche que son 9.04€ + IVA, abonándose dicha cantidad a través de la factura. A pesar de tener un gasto extra ese mes, el ahorro a la larga será superior.
 
Cabe la posibilidad de que nuestra factura esté hinchada no un mes en concreto, sino durante todos los períodos de facturación ya que muchas empresas energéticas no aconsejan a los consumidores domésticos e industriales sobre la tarifa más adecuada para sus necesidades, por lo que pagan más potencia de la que necesitan. Por esta razón, diferentes asociaciones de consumidores denuncian dicha situación y advierten a los clientes para que contraten una potencia adecuada a sus necesidades.
 
Por otro lado está la propuesta “quiero pagar menos luz” llevada a cabo por OCU con el fin de comprar energía a un precio inferior al habitual. La campaña, realizada por primera vez en octubre de 2013 se ha vuelto a poner en práctica el pasado mes, y consiste en llevar a cabo una compra colectiva de energía. Movidos por dicho lema los consumidores se han unido para comprar energía de manera independiente y conseguir tarifas más bajas.

 

Puedes conocer más sobre estas compras colectivas aquí.

 

Otra medida es el control del consumo a tiempo real. Aprovechando que existen unos dispositivos que llevan instalados los contadores digitales, en el futuro se espera que bien se muestren en una página web o bien que a través de aplicaciones los clientes tengan la posibilidad de consultar sus propios datos de consumo.

 

Si quieres saber más trucos para ahorrar te recomendamos la siguiente noticia: “Trucos para ahorrar con la calefacción de gas natural y eléctrica“.

¿Te ha resultado interesante? ¡Compártelo!