Bancos del futuro y pagos móviles: ¿innovaciones o cambios disruptivos?

Andrés Pedreño Muñoz

La tecnología está llamada a desempeñar un papel muy relevante tanto en la banca e incluso el sistema financiero en su conjunto. Ya actualmente están sometidos a innovaciones y transformaciones importantes que se irán acentuando en un breve espacio de tiempo, de la mano de Internet y las TIC. La acumulación de estos cambios podrían tener un impacto disruptivo en la configuración actual del sector al igual que con algunos antecedentes ya conocidos: música, industria editorial, medios de comunicación, entre otros.

A la realidad y extensión actual de la banca online se suman innovaciones de diversa índole, los pagos móviles, las aplicaciones financieras o incluso el concepto de virtual con ventajas nada desdeñables para la buena salud de la economía en su conjunto. Sólo restricciones culturales o políticas interfieren negativamente en avances que generarían beneficios relevantes tanto al sistema como a sus .

Los pagos móviles
Los pagos realizados a través de un teléfono móvil se han convertido en uno de los elementos que pueden propiciar cambios de mayor entidad en el sistema financiero actual. Incluso en los países menos bancarizados, los pagos móviles se han convertido en un revulsivo de primer orden. En la actualidad países como Kenia o India lideran los pagos móviles sobre otros con una banca presencial más desarrollada.

En los países más avanzados la innovación tecnológica en pagos móviles está alterando el status quo de la financiera. Las capacidades de los teléfonos inteligentes (smarphones) están provocando nuevas pautas culturales de los usuarios provocando cambios de entidad, así como el desarrollo de algunos protocolos como el NFC (Near Fear Comunication) hechos a medida del potencial de pago con el móvil.

Hay que destacar que la innovación y los cambios no se reducen a los pagos móviles, se trata de dinero y la manera de manejarlo y utilizarlo, a través de los teléfonos móviles. Y esto se extiende desde tener una en un teléfono móvil o en la nube, o de ser capaces de conectar las distintas cuentas o de administrar eficientemente las fuentes de valor de información que el utiliza a la hora de hacer y pagos.

En un país como Estados Unidos, avanzadilla de lo que puede ocurrir en otros países, se configura un escenario incierto con una pugna en la que tecnológicas disputan este a los sectores más tradicionales ligados a los pagos. Un resumen de la situación actual podríamos sintetizarla a través de las estrategias y apuestas de los diferentes “jugadores”: Las empresas tecnológicas como Apple o Google, a las que se podrían unir otras como Microsoft con apuestas relevantes tanto en teléfonos inteligentes o sus sistemas operativos. Apple por ahora en su App Store almacena más números de de clientes que cualquier otra entidad del mundo, y un numerosa clientela acostumbrada a hacer pagos de forma sencilla introduciendo un simple contraseña. Apple Passbook almacena tarjetas de embarque, entradas, tarjetas de tiendas o cupones de descuento. Google a sus más de mil millones de usuarios ofrece Google Wallet una opción de “billetero virtual” que es una declaración en toda regla para apostar por un sistema de pago por móvil. Pero no son los únicos jugadores. Paypal (106 millones de clientes) es la empresa de tecnología que ha acumulado una mayor experiencia de usuarios y pagos online, realiza una ambiciosa apuesta con un salto cualitativo a las tiendas físicas con las que se pretende mejorar la relación establecimiento-cliente a través de una personalización e incremento de la calidad del servicio. Incluso Facebook que ha lanzado su propio dinero virtual, una digital (s credits) pretende aprovechar los componentes sociales del comercio electrónico y de los pagos entre sus más de mil millones de usuarios ne todo el mundo.

? ISIS es proyecto de plataforma conjunta para crear un sistema de para pagos móviles que reune a los principales operadores (Verizon Wireless, AT & T y T-Mobile EE.UU), y banca (Chase, Capital One y Barclaycard…) en una apuesta conjunta para responder a las innovaciones potenciales ligadas a los smartphones y el potencial de los sus sistemas de pago. Su apuesta ha constituido un importante respaldo al protocolo NFC para hacer pagos móviles. Sin embargo, la iniciativa es interpretada por bastantes expertos como la respuesta conjunta de estas empresas más tradicionales ante el posicionamiento y la entidad de la potencial de las empresas tecnológicas en el reto de construir un amplio sistema de pagos móviles, lo que permitirá adquirir bienes y servicios agitando un Smartphone en una caja registradora, o pagar cómodamente en la entrada del metro o el interior de un taxi.

? No son los únicos jugadores en la batalla por el mercado de los pagos móviles. Incluso las grandes superficies como Wal-Mart y Target que han cerrado acuerdos para diseñar sus propios sistemas de pagos vía móvil. Incluso las tarjetas de plástico intentan planificar estrategias de transición entre el chip tradicional y el potencial del increible y potente ordenador que llevamos en nuestros bolsillos, los nuevos smartphones. Otras compañías como McDonald’s ha comenzado a probar en una treintena de sus establecimientos de Francia un nuevo sistema que permite a los clientes abonar la cuenta con sus dispositivos móviles apoyados también en un sistema de reserva y pedidos vía online o por medio de una aplicación. En la misma línea Starbucks ha llegado a acuerdos muy innovadores con square.com, a la que se hace referencia a continuación.

? Algunas startups también diseñan aplicaciones para móvil o proyectos cuya aceptación en el mercado supera todas la expectativas. Es el caso de square.com, inicialmente una fórmula para aceptar pagos de tarjetas con el móvil. Hoy es una de las empresas que ha alcanzado un considerable respaldo de los del Silicon Valley y se prepara para expandirse fuera de los EE.UU con importantes propuestas innovadoras. Su planteamiento tecnológico y estratégico está ligado a uno de los iconos de Internet y el Silicon Valley: Jack Dorsey, co-fundador de Twitter. Square.com estámponiendo foco en la “mecánica de pago”. Averiguar las maneras a través de las que se pueda pagar con un teléfono en lugar de una tarjeta. Dorsey quiere eliminar el “bagaje psíquico” del dinero. Él nos ofrece otro escenario, por ejemplo si una comida se alarga, y además el servicio se olvida de la , ese inconveniente podría desaparecer saliendo del restaurante cuando el cliente quiera, simplemente utilizando su teléfono.

? Hay otras muchas más experiencias de éxito que no dejan de sorprender a la banca tradicional como es el caso por ejemplo de mint.com representativa de la capacidad de innovaciones que son interesantes para el usuario y que son desarrolladas al de los actuales. El Internet móvil -tabletas, smartphones…- proporciona ya un conjunto de prestaciones imprescindibles para el usuario y en un futuro casi inmediato le conferirá todavía un mayor y creciente protagonismo en nuestras vidas. El internet de las cosas, la domótica de nuestros hogares, la vida en las ciudades (smart cities), las gestiones electrónicas en los servicios públicos, el comercio electrónico y los pagos… nos proporciona una base cultural en torno al móvil que supera en mucho sus funciones clásicas en torno a la comunicación.

Por esta razón cabe hablar de una banca móvil, no sólo como una extensión más de la banca online, sino asociada a servicios de e-commerce y sistemas de pagos avanzados y ligada a la movilidad y ubicuidad.

Pero la cuestión clave es si los consumidores estadounidenses y del resto del mundo optarán por los monederos digitales y sistemas de pago y otras propuestas y soluciones financieras de empresas tecnológicas como PayPal, Google, Facebook, Apple…, o seguirán siendo fieles a su principal como proveedor de en un escenario de creciente digitalización de los mismos.

La y la autentificación
Los avances tecnológicos también aportan soluciones interesantes a los problemas de seguridad y autentificación. Es el caso de la “seguridad biométrica” ??implica el uso de las huellas dactilares, registros de voz o escaneo del iris para acceder a los sistemas de seguridad en lugar de contraseñas basadas en número, que son mucho más fáciles de robar o hackear.

La biometría da pasos más sofisticados. Por ejemplo, Investigadores de ORNL (Oak Ridge National Laboratory) han desarrollado un nuevo método de identificación y autenticación de personas que utiliza datos de ondas cerebrales singularmente formadas a partir de procesos de pensamiento de un individuo que podría ser utilizadas para la autenficación de usuario y la autorización de pagos.

Así de propuestas como la de Square.com con su novedoso “pay-by-name” (pago mediante el nombre) se puede llegar más lejos, por ejemplo con el pay-by-thinking (pagos con el pensamiento) tomados en consideración en los planes de futuro del Banco AZN autraliano. Al respecto, los australianos a través de encuestas especializadas llevadas a cabo han mostrado sentirse más confiados con la identificación biométrica, ya que combina la comodidad con seguridad.

La rapidez de la implantación de las innovaciones
En síntesis, la tecnología de las aplicaciones móviles y otras innovaciones tecnológicas podrían tener efectos relevantes tanto en la introducción de nuevos hábitos entre los usuarios y su cultura de pagos, compras, servicios financieros en torno al móvil. Al respecto tanto la banca como las empresas tecnológicas tienen la oportunidad de afrontar cambios importantes que redundarán en servicios al usuario de mayor calidad y capacidad de diseñarlos a medida de cada persona.

La propia de los Estados Unidpos (FED) señala que los teléfonos móviles son clave dada su extensión a casi toda la población estadounidense (el 87% de la población de EE.UU. tiene un teléfono móvil), y uno de cada cinco consumidores en Estados Unidos han utilizado sus teléfonos móviles en los 12 últimos meses para acceder a sus cuentas bancarias, tarjetas de crédito u otras cuentas financieras. Así que todo apunta a que el futuro de la banca será móvil.

Algunos estudios tratan de evaluar la rapidez de la implantación de estas innovaciones. Al respecto puede verse: La rapidez de la implantación de la banca móvil.

¿El fin del dinero en efectivo?
Un interesante articulo La muerte lenta del dinero en efectivo en la versión española de la revista del MIT Tecnology Review, sobre el libro The End of Money (El fin del dinero) de David Wolman, nos plantea una llamada de atención sobre si debemos tomar decisiones sobre la existencia del papel moneda, asociada a altos y delitos muy relevantes frente a las ventajas del dinero electrónico.

Aunque quizás no todos los ciudadanos del mundo están preparados para la desaparición del dinero en efectivo, lo cierto es que en la era digital su posible sustitución por dinero electrónico estaría llena de ventajas. He aquí un resumen:

1. El dinero efectivo tiene un elevado coste para la sociedad, especialmente en una impresión que es ineficiente, dado que pese a su sofisticación no impide la falsificación masiva a la que se dedican con empeño la “industria” de no pocos países.

2. El dinero efectivo sirve de base para la economía oculta o sumergida y el fraude a la , por ejemplo en Italia se calcula que este fraude de se eleva a 100.000 millones de . “Mafiosos, narcotraficantes y evasores de impuestos” según TR del MIT serían los máximos defensores del dinero en efectivo.

3. El efectivo se puede robar fácilmente y atrapa a los países y las personas más pobres en un círculo de .

4. Las dudas sobre el papel moneda son compartidas cada vez por instituciones de prestigio, desde la Fundación Gates hasta el ejército de los Estados Unidos.

5. Hay un miedo cultural al dinero electrónico por determinadas personas que temen de los hackers y al desconocimiento en general sobre el mismo, pese al desarrollo del dinero y pago a través de tarjetas, etc.

¿Estamos al inicio de una revolución monetaria? Todo apunta a que nuestra concepción del dinero cambiará radicalmente en ¿5, 10. 15 años?

Esto unido a los temas anteriormente mencionados nos lleva a plantearnos si estamos en una era de innovaciones o de cambios disruptivos de una entidad que alterarán en gran medida tantos los servicios financieros como el propio sistema actualmente vigente. En este escenario la educación financiera adquiere una importancia vital.

Por Andrés Pedreño Muñoz

Nacido en el año 1953 en Cartagena (Región de Murcia) es Catedrático de Aplicada y Director del Instituto de Economía Internacional en la Universidad de Alicante. Fue Rector de esta Universidad en el 1993-2000.

Experto en Nuevas tecnologías, ha fundado, diseñado y dirigido numerosos proyectos relacionados con Internet y las nuevas tecnologías. Es fundador de la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes e impulsor como Consejero Delegado de Universia (2000-2004), institución de la que actualmente sigue siendo Consejero.

¿Te ha resultado interesante? ¡Compártelo!