Amazon ¿Gastar o ganar dinero?

Recientemente han salido las estadísticas de los comercios de online en España durante el 2017. En relación al número de visitas recibidas, Amazon ha vuelto a ser el primero respecto a sus competidores. Su página web en España registró entre enero y diciembre del año pasado un total de 1.373 millones de visitas, esto es, 30 veces la población total del país. Por otro lado, respecto a las ventas, no hay datos oficiales de Amazon España en 2017 pero sí de 2018. Ese año vendió un total de 871 millones de , un 33,8% más que El Corte Inglés (2º puesto) y, por las estimaciones, no parece que en 2017 se haya cambiado esta tendencia.

Sus datos no dejan de sorprender y sus hechos tampoco. El nacimiento de Amazon surge como plataforma digital para vender libros online pero, pocos años después, ya vendía todo tipo de . También ha creado supermercados físicos (Amazon Go) y hasta un bar en Tokio. Ha pasado de tener por de 308 euros en enero de 2015 a terminar el 2017 con un de 1.229 euros, convirtiendo a su presidente en el hombre más rico del mundo. Y así un sinfín de sucesos, casi como productos tiene para vender.

Pero eso no es todo, el gigante online no ha dejado que avance el 2018 y ya ha ampliado el alcance de su . En España ha acordado vender viviendas de la inmobiliaria Altamira. En India y en México ya ofrece .

Pocos son quienes desconocen cómo funciona este portal de venta online. Como en cualquier otra , pagas y a cambio recibes un o (ordenadores, lavadoras, viajes, etc.) pero hay otras circunstancias de las que el usuario se puede beneficiar. Existe la posibilidad de vender para Amazon, pero ¿cómo? Mediante el programa de Amazon afiliados.

Amazon afiliados. Monetiza tu página web

La propia página web de Amazon define su programa de afiliados como “un programa de de afiliación que permite a las páginas web crear enlaces y ganar por cualquier venta generada a través de estos enlaces”. Es decir, se elaboran contenidos con productos a partir de una página web creada por uno mismo. Los usuarios que accedan podrán comprarlo y es en ese momento cuando la web que se ha creado redirecciona la a la página de Amazon, donde está el producto. Si finalmente se vende, Amazon te da un porcentaje, que variará en función de la tipología del producto. Este porcentaje va desde el 1% (entretenimiento del hogar, smartphones y telefonía móvil) al 10% (ropa, zapatos, joyería, relojes y equipaje).

Una de las grandes ventajas es que requiere poca inicial ya que nunca se paga previamente por el producto que se quiera vender. El producto siempre pertenece a Amazon. No obstante, hay que ser cauto ante esta circunstancia que solo parece reportar beneficios. Para llegar a conseguir unos estables se deben tener unos mínimos conocimientos de posicionamiento orgánico (aparecer en las primeras búsquedas de Google) y, además, emplear una sustancial cantidad de tiempo para crear contenidos de calidad y que aporten valor al usuario.

Errores comunes

En primer lugar, si se quieren obtener beneficios sustanciales, por ejemplo 500 euros al mes, no será nunca posible con sólo crear la web, incluir los productos y escribir un par de artículos. Las experiencias de otros afiliados demuestran que no se puede conseguir el éxito si no se trabaja un poco todos los días y se tiene paciencia. Estos son los principales errores:

  • No incluir información indicando que la página creada es afiliada de Amazon.
  • Ocultar la URL (enlace web) de destino. Es decir, que no quede claro que va a redireccionar a Amazon cuando se quiera comprar el producto desde la página afiliada.
  • Tener varias páginas web afiliadas.
  • Modificar el texto de los contenidos de Amazon.
  • Mostrar los desde la web afiliada. Se debe dejar que el precio se sepa cuando se entra en Amazon.
  • Promocionar productos con contenidos copiados de otra página web.
  • Ofrecer descuentos.
  • No haber realizado ninguna venta en los primeros 90 días.

Trucos para ser un buen afiliado de Amazon

A parte de no hacer lo anteriormente comentado, hay una serie de consejos que pueden ayudar:

  • en posicionamiento orgánico. Por ejemplo, pagar por posicionarse por palabras clave.
  • Controlar qué páginas web te enlazan y que éstas tengan relevancia.
  • Enlazar las imágenes a Amazon. Es decir, que al hacer click en ella redirija la compra a Amazon.
  • Responder a los comentarios que se generen en la página afiliada.
  • Crear textos que proporcionen información al usuario. Por ejemplo, mediante tablas comparativas de los productos que se ofrecen.
  • Es muy recomendable que la web esté optimizada para todos los dispositivos (ordenador, pero también móvil y Tablet).

Queda claro que Amazon controla las ventas online a nivel mundial. Las previsiones para este nuevo año son alentadoras. Tratar de aumentar los ingresos propios mediante Amazon afiliado parece posible pero esto es solo una introducción a su potencial. El éxito de este proyecto requiere tiempo de estudio, análisis y muchas horas de trabajo.

Autor: Daniel Moreno (1 febrero 2018)

¿Te ha resultado interesante? ¡Compártelo!