Adam Smith (I)

Profesor universitario, funcionario de , tutor del tercer Duque de Buccleuch, Adam Smith es uno de los principales pensadores de la Ilustración Escocesa. En realidad, poco se sabe de su vida personal y existen apenas algunas biografías que han ido cambiando la imagen que nos hemos hecho de este pensador a través del tiempo. De las pocas anécdotas personales que conocemos, tenemos la idea de que su vida no estuvo marcada por eventos notables, tal vez con la excepción de la muerte de su padre poco antes de su nacimiento, pero su curiosidad intelectual y constante lo asociaron con las principales figuras de la transformación intelectual de su tiempo.

Hijo de Adam Smith, funcionario público de alto rango, primero en ocupar el cargo de Juez Defensor (Judge Advocate) de Escocia y Controlador de Aduanas del distrito de Kirkcaldy, y de Margaret Douglas, hija de un gran propietario de tierras en Escocia. Hijo único de su madre, tuvo una relación lejana con los hijos del primer matrimonio de su padre y nunca se casó. Su relación con su madre marcó su vida personal y su muerte en 1784 lo sumió en una depresión profunda al punto de caer enfermo. En 1788 sufrió la pérdida de su prima Janet Douglas, quien se había unido al hogar de Smith y hacía parte de sus afectos más cercanos. Estas dos pérdidas lo hundieron en una tristeza de la cual no parece que se recuperase. Pocos días antes de su muerte, pidió quemar todos sus manuscritos no publicados, con excepción de algunos textos de juventud, entre ellos la Historia de la Astronomía, lo que nos deja con tres escritos revisados por él. La Teoría de los Sentimientos Morales (1759), la Investigación sobre la Naturaleza y Causa de la Riqueza de las Naciones (1776), y algunos ensayos no todos terminados incluyendo la citada Historia de la Astronomía (1980), nos permiten acercarnos a este filósofo moral, pensador de su tiempo y conceptualizador de las dinámicas y los retos de la liberal de .

Contrario a esta primera imagen de un solitario pensador cuyos afectos estaban ocupados únicamente por sus familiares más cercanos, Smith parece haber sido un exitoso y reconocido intelectual de su tiempo, activo en los círculos ilustrados, buen administrador y respetado miembro de la sociedad escocesa. Su fama no sólo lo convirtió en una figura central de la época, sino que también le permitió incrementar sus y vivir cómodamente, haciéndose cargo de su madre y su prima y abriendo su casa, decorada con una voluminosa biblioteca reputada por tener unos 3.000 volúmenes bellamente empastados, a reuniones y recepciones frecuentes.

Su carrera intelectual empezó en la escuela primaria en Kirkcaldy de donde pasó, en 1737, a la Universidad de Glasgow y, luego en 1740, al Balliol College, en la Universidad de Oxford. Su destacado paso por la primera Universidad le permitió obtener una beca, llamada una Snell Exhibition, que le permitió llegar a la segunda. Mientras en Glasgow desarrolló su interés por las lenguas y las matemáticas y su pasión por la filosofía moral en clases con Francis Hutcheson, su paso por Oxford no parece haberle dejado muy gratos recuerdos pues los temas de estudio no le parecían particularmente interesantes. Sin embargo, fue allí donde tuvo tiempo para leer atentamente las obras de David Hume, lo cual también le acarreó problemas con sus profesores, pues no formaba parte del corpus que se enseñaba en ese momento y tenía poca acogida en Oxford. Su paso por las dos universidades, incluso en una época que parece ser de las menos gloriosas para la Universidad inglesa, expusieron a Smith a una educación de la más alta calidad y, especialmente en Glasgow, con destacados profesores del momento. La pregunta sobre la sociabilidad humana como base de la organización social, económica y política, acompañó a Smith desde los primeros años de su educación. El contraste entre una ciudad pujante y en plena expansión económica, social y cultural, como Glasgow, y el ambiente jerárquico y tradicional de Oxford también fue importante en la formación de Smith y en su decisión de hacer su carrera en Escocia.

En 1746 regresó a Kirkcaldy a vivir con su madre a la espera de un empleo permanente. En 1748 impartió su primera conferencia sobre retórica y jurisprudencia, ya bien entrenado en la filosofía de Hume y de Hutcheson, quienes serían sus principales influencias. Para 1752 Hume y Smith ya eran amigos cercanos. Gracias a la invitación de Henry Home, más tarde Lord Kames, Smith empezó sus conferencias públicas en Edimburgo elaborando sobre la filosofía de Hume, utilizando los principios de justicia y de propiedad para discutir asuntos de particular interés en el momento, como eran la constitución política de la sociedad y su jurisprudencia. Estas conferencias le abrieron las puertas del sofisticado mundo intelectual de Edimburgo y cimentaron su carrera universitaria.

La vibrante vida comercial de Glasgow presentaba una interesante rivalidad con Edimburgo y su enriquecimiento también se reflejaba en la vida de la Universidad inmersa, como buena parte de las universidades en Escocia, en una controversia entre la ortodoxia presbiteriana y las corrientes reformistas y modernizantes. Bajo la influencia y el patronazgo del Conde de Islay, una de las figuras políticas más destacadas de la época en Escocia, 3er Duque de Argyll desde 1742, la Universidad de Glasgow se renovó con profesores de Lógica y Metafísica, Filosofía Moral y Filosofía Natural. El Conde de Islay apoyó las candidaturas de Francis Hutcheson como profesor de Filosofía Moral en 1729, al igual que la de Smith, para el cargo de profesor de Lógica y Metafísica que obtuvo en 1751, justo cuando estaba ofreciendo sus conferencias públicas en Edimburgo. En 1752, Smith sucedió a su profesor Francis Hutcheson como profesor de Filosofía Moral de la Universidad de Glasgow, una de las más prestigiosas del norte de Europa en la época. La Universidad era especialmente reconocida por su programa de filosofía, diseñado por Hutcheson. Smith permaneció como profesor en esta Universidad hasta 1763, cuando renunció, para acompañar como su tutor al Duque de Buccleuch en un viaje por Europa entre 1764 y 1767.

Además de su trabajo académico, Smith también desempeñó tareas administrativas. Estuvo encargado de la biblioteca de la Universidad, de la construcción, reconstrucción y adecuación de varios edificios, actuó como Tesorero en varios frentes y llegó a ocupar los cargos de Cuestor, Decano y Vicerrector. Estas capacidades administrativas le fueron de gran ayuda cuando se unió al servicio público como Comisionado de Aduanas en 1778.

Referencias

  • Stewart, D. (1793). Account of the Life and Writings of Adam Smith LL.D., from the Transactions of the Royal Society of Edinburgh, printed in the Collected Works of Dugald Stewart, Vol. 10, pp.1-98.
  • Philipson, N. (2010). Adam Smith: An Enlightened Life. London: .
  • Rae, J. (1895). Life of Adam Smith. London: Macmillan and Co.
  • Buchan, J. (2018). “The Biography of Adam Smith”, in R. P. Hanley (ed.) Adam Smith. His Life, Thought and Legacy. Princeton: Pri

Jimena Hurtado (Universidad de Los Andes)

¿Te ha resultado interesante? ¡Compártelo!