Las claves de la huelga feminista del 8 de marzo

Treinta años después de su creación, la ONU conmemoró por primera vez, el 8 de marzo de 1975, el Día Internacional de la Mujer e invitó a todos los Estados a declararlo. Sin embargo, su génesis se remonta a 1911 cuando por primera vez se celebró en Alemania, Austria, Dinamarca y Suiza.

Tras más de un siglo de historia, el 8 de marzo de este año se convoca una mundial de 24 horas por los derechos de la mujer en general. El precedente más cercano es la huelga de 2017. En ella se llevó a cabo un paro simbólico de 30 minutos y no fue catalogada como huelga general ya que no tuvo el respaldo sindical necesario. Sin embargo, este año cuenta con el apoyo y convocatoria de los sindicatos mayoritarios, lo que la convierte en una huelga legal. No obstante, no tienen consenso sobre cuánto debe durar. UGT y CCOO secundan la propuesta de paro parcial de dos horas, mientras que CNT y CGT amparan el paro total de 24 horas.

En España, la convocatoria está promovida desde la denominada “Comisión 8 de Marzo”, una plataforma de organizaciones feministas. En su manifiesto no solo proclaman una huelga general en su vertiente laboral, también incluyen una huelga de , de educación y de cuidados familiares.

Desde la comisión instan a que sólo las mujeres sean las que hagan la huelga para que de este modo se vea con mayor claridad las consecuencias que implica una jornada laboral sin ellas. Sin embargo, al ser una huelga general, ésta puede ser secundada también por hombres dado que los sindicatos no tienen facultades para convocar una huelga solo para mujeres o viceversa.

Los porqués de la huelga en cifras

Según los últimos datos del , el total de mujeres en España representan el 50,96% de la población y en el mundo representan el 49,56%. Es decir, prácticamente existe una paridad mujer-hombre.

Uno de los motivos de esta huelga es el debate entorno a la brecha salarial entre hombres y mujeres. Según datos del , la media de las mujeres es de 20.051 al año, lo que supone 5.900 euros menos que los hombres. Otro aspecto en materia laboral es el tipo de . En los hombres, el contrato a tiempo completo representa el 93% de los puestos de frente el 76,8% que representa en las mujeres.

Asimismo, otro argumento de la huelga, es denunciar la lacra que supone violencia machista en todo el mundo. También se pretende evitar el consumo y el aporte laboral que proporciona la mujer y, de este modo, concluir cuáles son las consecuencias negativas. Como dicen desde la organización del 8M “si nosotras paramos, se para el mundo”.

Un importante interrogante entorno a esta huelga son las posibles repercusiones laborales. En primer lugar, no existe una huelga de estas características para sentar precedente. A pesar de esto, en de huelga, si la fábrica o abre, se suspende el contrato de trabajo para quienes hayan ido a ella mientras dure la misma. No sucede lo mismo si la cierra durante la huelga, entonces no se podrá quitar ninguna cantidad de las . Por lo tanto, debido a que esta huelga no tiene un precedente donde poder comparar en cuestiones de derecho laboral, es complejo concluir qué consecuencias tendrá.

En España, habrá manifestaciones en las principales capitales de provincia. El inicio de la marcha variará según comunidades. No obstante, todas comenzarán entre las 6 y las 8 de la tarde.

Autor: Daniel Moreno (6 marzo 2018)

¿Te ha resultado interesante? ¡Compártelo!